Biografía

Nací un 1 de Abril de 1970 en Pamplona (Navarra), pero aún siendo niño mi familia se trasladó a Palma de Mallorca (Islas Baleares). Allí todavía residen mi familia y muchos de mis mejores amigos, por lo que voy cada vez que mi trabajo me lo permite.

Después me marché a Madrid para realizar mis estudios universitarios de Derecho y es cuando empecé a dar mis primeros pasos en política al afiliarme a Nuevas Generaciones del PP para realizar diferentes tareas en distritos de Madrid.

En 1997, gracias a mi formación y al dominio del inglés (mi madre es norteamericana) y del francés, me trasladé a Bruselas para trabajar como asistente de la delegación del PP en el Parlamento Europeo, una labor que me permitió conocer desde muy joven el funcionamiento no sólo del Parlamento, sino también del resto de las instituciones europeas. Como dice el refrán, fui cocinero antes que fraile.

Uno de mis mayores hitos profesionales llega en 1999, cuando el presidente José María Aznar me ofreció trabajar como su ayudante personal en La Moncloa, labor que realicé durante cuatro años apasionantes en los que disfruté la política de forma intensa y al lado de uno de los grandes líderes de nuestro país.

Y, como la vida da muchas vueltas, en 2002 volví a Bruselas para ocupar un puesto de peso en la política europea, el de secretario general del Partido Popular Europeo (PPE). Esta formación política engloba a todos los partidos políticos de centro derecha, como la UMP francesa o la CDU alemana, lo que me permite estar en contacto directo con líderes de la talla de Nicolas Sarkozy, Angela Merkel o Silvio Berlusconi, entre otros, así como con los responsables de los 74 partidos que componen el PPE.

Es una ardua tarea, pero a la vez apasionante, que desde 2004 compagino con la de eurodiputado en las filas del Grupo PPE-DE, desde donde defiendo los intereses y derechos de los ciudadanos españoles y europeos.

Mis responsabilidades políticas me obligan a tener que coger un avión prácticamente a diario y a renunciar a pasar todo el tiempo que me gustaría con mi familia. Pero tengo la suerte de tener un trabajo que me apasiona y que, pese a que a veces puede resultar lejano para los ciudadanos, me permite luchar por una Europa mejor para todos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: